Lo que los abuelos enseñan (y no) de ajedrez

Muchos de mis alumnos aprendieron a jugar ajedrez con sus abuelos, o algún familiar. Aunque esto suene tierno, significa que voy a tener más trabajo con ese alumno, que con los que llegan en cero. Esto es lo que pasa cuando nos enseñan a jugar ajedrez, alguien que no es entrenador de ajedrez, a veces tenemos que ayudarlos a “desaprender cosas” y reemplazarlas por otras. Por ejemplo:

1.- Reglas y movimientos básicos. Cuando nos quieren enseñar a jugar, lo primero que nos dicen, son los movimientos de las piezas, el problema, es que hay por ahí algunos movimientos en desuso, como que un mismo turno se pueden mover dos peones una casilla en vez de mover dos casillas un peón. El caso más grave de tergiversación de las reglas, me paso con un niño que creia que el peón puede moverse una o dos casillas hacia adelante, siempre, y que de la misma manera capturaba. No continuo en la clase porque se negaba a cambiar ese conocimiento, porque así había estado jugando con su abuelo por meses.

2.- A matar sistemáticamente. Esto no solo pasa con los familiares, también con los entrenadores novatos. No dedican tiempo a enseñar los mates básicos. Curiosamente, los finales de ajedrez se enseñan, antes que las aperturas. De poco sirve tener material de ventaja, si no lo sabemos usar.

3.- A comportarse en un torneo. Desde leer un pareo, hasta pieza tocada pieza movida. Una cosa es cuando juegas con tus amigos mientras platicas, regresas piezas tocadas, y ponen corcholatas como piezas, y otra es la forma de jugar ajedrez de manera competitiva

4.- El pastor. Esta es la “apertura” más famosa entre los novatos. Solo un mal entrenador enseña a jugar esto y alienta su uso. Lo correcto es enseñarlo para que no nos ganen, y además enseñar las maneras básicas de refutar esta estrategia.

Mate del pastor lo que siempre nos enseñan al jugar ajedrez

5.- Notación. La notación no solamente nos sirve para los torneos, también es la manera en que los libros de ajedrez están escritos, aun las apps de ajedrez la usan. Pero son muy pocos los que tienen la oportunidad de de aprender notación fuera de un salón de entrenamiento.

Aprender a jugar ajedrez por fuera de un club, o una clase formal tiene más deficiencias que ventajas y puede causar retraso en el progreso del ajedrecista. Asi que siempre voy a recomendar que los nuevos jugadores aprendan con alguien que se dedique a esto.