Sinsentidos en el ajedrez: Contar las piezas para decidir al ganador

Recuerdo la primera vez que quise organizar un torneo de ajedrez en mi facultad. El director estaba muy emocionado y propuso: “Si se tardan mucho, detenemos la partida, contamos las piezas y quien tenga mas puntos gana”.

Esta idea es un despropósito en el ajedrez y casi puede usarse de indicativo para saber que tan bajo es el nivel de alguien. Con tristeza, debo reconocer que no es ni de lejos, la única vez que he escuchado esta proposición.

Cuando empezamos a jugar ajedrez, nos enseñan que las piezas tienen un valor, dado según su movimiento, pero, este valor es variable gracias a la actividad que tienen en la partida. De tal manera, que un caballo puede ser más fuerte y valioso que una Dama. Esto se llama Valoración posicional.

Aprender a valorar una posición es otro de los puntos de inflexión importantes en la curva de aprendizaje de cualquier ajedrecista, pues ayuda a entender a profundidad que esta pasando realmente en el tablero, y no puede ser llevado a la simplicidad de “blanco gana por que tiene un peón mas”, pues existen posiciones donde ese peón de mas no sirve para ganar, o si tenemos Rey vs Rey y Caballo, ese caballo no sabe encontrar una victoria.

No importa el numero de piezas, Negro tiene un posicion superior

En el diagrama vemos que blanco tiene mas piezas, pero las de negro son mejores. El Rey Blanco no esta en posición de parar al peón negro de h, el cual es mucho mas fuerte que los tres peones blancos, pues no hay forma humana o divina, de impedir su promoción. Peones doblados son débiles, y ser tres no mejora relamente su valor; que el Rey negro este en completo dominio de su casilla de coronación los vuelve en los tres chiflados del tablero. Torpes y lastimosos de ver.

Si tu llevaras las piezas negras y alguien, y digo “alguien” porque ningun árbitro diria algo como “hombre, que lástima, tenemos que acabar ya, como tienes menos piezas… pierdes”

Llevar acabo un torneo de ajedrez sin relojes de ajedrez que nos ayuden a delimitar el tiempo de duración de la partida, es un reto que tiene varias maneras de superarse. Se puede autorizar, por ejemplo, el uso de relojes de ajedrez en el celular. No importa que esto contraponga las leyes de la FIDE, pues si el Torneo o los jugadores no poseen el material apropiado, lo mas probable es que sea un torneo de fines recreativos sin mayor importancia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *